Sí, cálida muerte.

colcha-cama-zombie

Cálida mi parsimonia, enfrentada al reto diario,
fortalecida por los mentideros impresos,
por las plácidas diatribas, pulcras, sin mancharse.
Cálida y sobria mi falta de esperanza,
retenidas las acciones fuera de guía.
Viajados los dineros.

Cálida mi sinrazón, que por razones ambiguas aparto.
Envejecidas la ideas copiadas e inservibles.
Eludidas las veredas que salen de su autopista.

Cálida ignorancia, abrigada de incultura
Defendida por el fuel
Y en el campo muere la vida

Sí, cálida muerte, mucho antes del entierro.
Cálida mi Zombieland.

Carlos Suárez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s